audiolibrosespanol.com

Audiolibrosespanol

Reseñas y análisis de audiolibros en español

Archive for the ‘Hechos históricos’ Category

La Independencia Uruguaya

No hay Comentarios »

May 7th, 2011 | 9:34 am

Audiolibrosespanol.com se complace en entregar a su gran público su audiolibro sobre la Independencia del Uruguay. Al finalizar el mes de mayo de 1810, llegaron a la capital charrúa, Montevideo, las noticias del establecimiento del Primer Gobierno Patrio en Buenos Aires. La noticia elevó en el país las ansias de libertad y el 28 de febrero de 1811, un centenar de patriotas encabezados por Pedro José Viera y Venancio Benavídez, tomaron las ciudades de Mercedes y Soriano, proclamando el final de la dominación hispana, rebelión que se afirmó cuando José Gervasio Artigas salió de Buenos Aires y se dirigió hacia Uruguay, donde con euforia se le proclamó Primer Jefe de los Orientales y sitiando Montevideo, todavía en poder de los realistas.

A partir de aquí, la victoria y la derrota pasarían de las manos realistas a las patriotas con facilidad y a veces caprichosamente. Con Artigas sitiando Montevideo, el Virrey Elío solicitó ayuda a los portugueses quienes invadieron la Banda Oriental, vencieron a Artigas y entraron en Montevideo. Sólo la gestión del Gobierno de Buenos Aires ante las autoridades fluminenses podría gestionar su alejamiento de la capital uruguaya, pero no por mucho tiempo, ya que Artigas regresó con su ejército y volvió a sitiar Montevideo, apoyado por tropas de Rondeau. Este sitio duró casi dos años. ¿Qué pasó después? ¿Cómo termino esta historia? ¡Sépalo con nosotros!.

 

La Revolución de 1830

No hay Comentarios »

March 19th, 2011 | 12:41 pm

Audiolibros espanol se complace en presentar la historia de este proceso revolucionario que comienza en Francia (y de amplias repercusiones en Europa) con la denominada Revolución de Julio o las Tres Gloriosas (Trois Glorieuses) jornadas revolucionarias de París, que llevaron al trono al rey Luis Felipe y abrieron el período conocido como la Monarquía de Julio, extendiendo luego su influencia por buena parte del continente europeo, especialmente en Bélgica —que obtuvo la independencia frente a Holanda—, Alemania e Italia —donde se identifica con movimientos de tipo nacionalista unificador—, Polonia y el Imperio austríaco. El evento surgió luego de las elecciones a la Camara Baja de julio de 1829, cuando el rey francés Carlos X, ante la amenaza de una mayoría liberal moderada disolvió la recién elegida Cámara de diputados y decretó las 4 ordenanzas que suspendían la libertad de prensa, reducían su número y limitaban el derecho de voto.

Ante ello, alentados por la mayoría de los medios de prensa, el pueblo de París se precipitó a la calle,. Con el apoyo de la Guardia Nacional, en un marco de total efervescencia, los sublevados de todos los sectores sociales consiguieron derrotar al ejército real. Los diputados liberales entonces, envalentonados por su victoria popular y la derrrota de sus enemigos políticos, eligieron al nuevo rey, Luis Felipe I de Francia, a propuesta de La Fayette. El rey Carlos X, ante el peligro incluso de ser asesinado, se vio forzado a exiliarse, y Francia se dotó de una Constitución más liberal. ¿Qué pasó entre líneas? ¿Qué ganó Francia con esta revolución? Todo, al detalle, ¡conózcalos con nosotros!

Historia de Estados Unidos – Parte V

No hay Comentarios »

March 3rd, 2011 | 11:58 am

La penúltima entrega de una saga que estamos seguros, ya es de sus favoritas. El siglo XIX permitió a los Estados Unidos consolidar su poder como potencia a nivel mundial y asimismo, afirmar sus bases como nación independiente y democrática. Dueña de un repunte económico e industrial grandioso, y devenida en una potencia militar capaz de enfrentarse de igual a igual con cualquier país europeo, a partir del siglo XX el país entró en una fase determinante de su historia: La conversión de una nación próspera y desarrollada, a una superpotencia que tras el fin de las dos Guerras Mundiales adquiriría un estatus superlativo en la vida del planeta.

El éxito del país no fue una casualidad. La urbanización sin precedentes y una gran afluencia de inmigrantes europeos aceleró la industrialización del país. La ola de la inmigración, que duró hasta 1929, proporcionó una magnífica mano de obra para los negocios, transformando su cultura. La alta protección arancelaria, la creación de infraestructuras nacionales y los nuevos reglamentos bancarios alentaron el crecimiento a escalas nunca vistas. En 1867, como símbolo de tal bonanza, se produce la compra de Alaska a Rusia, y en 1898 la anexión de las islas del Hawái, completando con esta adquisición la expansión continental del país. Sin embargo, si hay algún hecho que los pone en la vitrina mundial, ese es la victoria en la Guerra Hispano-Estadounidense de 1898, y la posterior anexión de Puerto Rico y las Filipinas. Desde entonces, Norteamérica fue mirada con respeto, una percepción que no variaría incluso hoy.  ¡Adquiera su audiolibro ya!



Historia de Estados Unidos – Parte IV

No hay Comentarios »

March 2nd, 2011 | 11:09 am

No puede perderse la cuarta parte de nuestra entrega sobre la historia de los Estados Unidos. Una vez culminada su guerra contra Inglaterra, y lograda su ansiada independencia, los nuevos Estados Unidos de América debieron hacer frente a un auténtico reto: consolidarse como una república. Pese al pesimismo de las potencias que los vieron nacer como nación, los americanos demostrarían pronto que estaban hecho para grandes cosas: Las trece orgullosas colonias contaban con un capital humano pujante y excepcional, un gigantesco territorio lleno de probables riquezas sin explotar, y la herencia de su antigua sangre europea, factores que sin duda ayudarían a cimentar la grandeza de la futura primera potencia mundial.

Culminada la aventura de la emancipación, los estadounidenses se hallaron involucrados en una tarea de gigantescas dimensiones: ¿Cómo vivir en adelante? Tras varios años de negociaciones, 55 representantes de las antiguas colonias se reunieron en el Congreso de Filadelfia de 1787 con el fin de redactar una constitución. Se creaba así un único gobierno federal, con un Presidente de la República y dos Cámaras Legislativas (Congreso y Senado) como solución intermedia. Se redactó también la Constitución de 1787, y se llamó a las elecciones por las cuales George Washington fue elegido como el primer Presidente de los Estados Unidos. Este audiolibro narra desde este hecho, todo lo acontecido en la historia estadounidense hasta finales del siglo XIX, incluyendo la guerra de secesión, la guerra contra México, la compra de Floria, La Matanza de El Alamo, etcétera.



Historia de Estados Unidos – Parte III

No hay Comentarios »

March 1st, 2011 | 12:23 pm

Tercera entrega de Audiolibros espanol sobre la historia de los Estados Unidos. La conquista del salvaje Oeste y el asentamiento de los europeos en los antiguos territorios indios significó el comienzo de la inexorable y brutal ocupación europea en el todavía desconocido Nuevo Mundo. A comienzos del siglo XVIII, a fuerza de empuje y tesón, acabaron constituyéndose finalmente las famosas Trece Colonias de Norteamérica, que tendrían un papel estelar en los próximos años. Ellas,  es decir, New Hampshire, Massachusetts, Rhode Island, Connecticut, Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania, Delaware, Maryland, Virginia, las Carolinas y Georgia, harían frente a la nación más poderosa del mundo en aquel entonces, Gran Bretaña, marcando un hito mundial con su proceso de emancipación. ¿Cómo ésta fue gestándose?

Finalizada la Guerra de los 7 Años, el saldo a favor de Inglaterra era bastante claro; no sólo quedaba como la potencia  colonial más grande del planeta, sino que en adelante también tendría la hegemonía en el norte de América, reduciendo a una mínima expresión a España, Francia y Holanda, los demás países en aquellos territorios. No obstante, el célebre Tratado de París del 10 de mayo de 1763, y por el cual Inglaterra se comprometía a respetar los derechos civiles de la población canadiense y permitir la libre pesca francesa, motivó la ira de las colonias americanas que se sentían relegados por tales concesiones. Entre los colonos, la indignación y la pregunta era la misma: ¿Por qué Inglaterra premiaba a los franceses de esa manera, si eran ellos quienes pagaban los impuestos de la corona?

El panorama empeoró más aún con las libertades nuevas que la Inglaterra de Jorge III dio a los franceses. En principio, se dotó a Canadá de un estatuto particular dentro de las colonias estadounidenses, llevándose sus fronteras hasta la confluencia del Ohio y el Mississippi, territorio que los colonos norteamericanos estimaban como suyo. La indignación de los americanos, que se sentían marginados, creció con la confirmación que sus vecinos del norte habían sido autorizados por la Corona Inglesa para tener un Código de Derecho Civil Propio entre cuyas prerrogativas estaba el libre ejercicio de la religión católica, algo inadmisible para ellos, protestantes de corazón. El descontento de las 13 colonias fue en aumento y la tirante relación entre los colonos y Gran Bretaña se hizo insostenible. Fue entonces cuando las ideas de independencia del futuro pueblo norteamericano empezaron a madurar